¿Cómo se fabrica una señal de tráfico?

  • señales de trafico

Como seres humanos que somos, necesitamos reglas para convivir en un orden establecido. En lo que se refiere a la circulación, no puede ser menos. Para ello están las señales de tráfico. Su objetivo es informar de forma clara lo que podemos o debemos hacer en la vía, y de lo que no, siempre bajo unas normas.

Las señales de tráfico deben cumplir cuatro requisitos básicos: ser visibles, legibles a la velocidad a la que esté permitido circular en la vía, comprensibles y creíbles.

Pero, ¿alguna vez te has preguntado cómo es el proceso de fabricación de una señal de tráfico?

En la actualidad, el proceso de fabricación de las señales de tráfico se divide en cinco etapas: mecanizado, pintado, preparación, aplicación y anclaje.

  1. Trabajar el metal: En primer lugar, se le da las dimensiones y forma adecuada al metal base.
  2. Limpiar y pintar: Después, hay que limpiar el metal ya recortado de grasa y suciedad y se le da una primera capa de pintura.
  3. Textos y dibujos: En paralelo, se van diseñando y preparando los iconos, los textos y los mensajes que llevará la señal.
  4. Laminar y almacenar: Posteriormente, se junta la lámina y la base de metal y dibujos, iconos y mensajes. A continuación, se almacena 48 horas en temperatura fija para que “se acostumbre” a la interperie.
  5. En la vía: los especializados se encargan de instalarlas en los puntos donde son necesarias

Ahora que ya sabes el proceso de fabricación, probablemente las mirarás con otros ojos. ¡Eso sí! ¡Que no falte el respeto y el conocimiento del significado de las señales! 🙂

Categorías

Sobre

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR

Encuéntranos en Google+.